lunes, 20 de mayo de 2013

De congresos y TIC´s

En sanidad, la primavera suele ser época de vorágine "congresil" .Durante esta época del año,cualquier sociedad científica que se precie suele organizar sus encuentros profesionales con el objetivo de dar a conocer los resultados de proyectos, estudios y experiencias realizados en los centros sanitarios de nuestra geografía. Además, los congresos suelen ser ágoras donde los especialistas en formación se foguean presentando sus primeras comunicaciones científicas y establecen sus primeros contactos profesionales (y personales) con sus homónimos de otros lugares.
Recientemente he tenido la suerte de acudir a dos de estos encuentros: la reunión anual de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) que tuvo lugar en Granada el pasado mes de abril y, hace escasos días, la Reunión de la Sociedad Catalana de Pediatría celebrada en  Vilafranca del Penedés. El primero de ellos me permitió conocer una de las ciudades con más encanto de España además de comprobar como el nivel científico de las unidades de urgencias pediátricas del país crece de forma imparable. La segunda reunión me permite cada año reencontrarme con viejos amigos sin desmerecer la categoría científica del evento. 
En ambas reuniones, especialmente en la segunda, tuvieron especial relevancia las comunicaciones relacionadas con las nuevas tecnologías y cómo estas han cambiado la forma de relacionarnos con nuestros colegas y nuestros pacientes. Y fue precisamente este hecho el que me llevó a reflexionar sobre el formato de este tipo de reuniones.
Han pasado ya bastantes años desde que empecé a asistir a congresos de pediatría y, sin embargo, el formato organizativo de los mismos ha evolucionado muy poco. Conferencias magistrales, mesas redondas, comunicaciones y sesiones de pósters la mayoría con contenido altamente interesante pero poco innovadoras en cuanto a los canales de transmisión del conocimiento se refiere. Parece como mínimo contradictorio el hecho de que podamos comunicarnos en tiempo real con colegas y pacientes del otro extremo del planeta y no seamos capaces de adaptar las nuevas tecnologías a los encuentros profesionales con nuestros colegas. Cambiarlo está en nuestras manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada