sábado, 24 de septiembre de 2016

Liderazgo afectivo: la gestión sanitaria también son sentimientos y emociones

Siempre he sido un ferviente defensor, a la par que admirador, de la vertiente afectiva de la gestión empresarial en general y sanitaria en particular.
Sea cual fuere el lado del campo donde me encontrara (dirigido o dirigiendo), el rédito que me ha supuesto la parte emocional y afectiva durante mi vida profesional iguala, si no supera, aquél proporcionado por los cursos, posgrados y másters que he tenido la oportunidad de poder cursar.
Por otra parte,durante mi trayectoria como médico y gestor sanitario, me he hartado de trabajar con excelentes técnicos que han visto como sus imbatibles conocimientos se malograban a consecuencia de una escasa inteligencia emocional y una actitud nada acorde con su formación académica.


Durante mi época formativa, tuve la suerte de conocer (yo como alumno, él como profesor) al Dr Albert Jovell médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, doctor en Salud Pública por la Universidad de Harvard, presidente del Foro Español de Pacientes y director del Instituto Global de Salud Pública y Política Sanitaria de la Universitat Internacional de Catalunya (@IAJovell). Su bagaje académico y su experiencia vital (paciente enfermo de cáncer desde antes de cumplir los 40 años) le conferían una paz y una serenidad a la hora de transmitir sus conocimientos que contagiaban hasta la última alma de cualquier auditorio. Desgraciadamente, hace ya cerca de 3 años, la terrible enfermedad con la que convivía desde el año 2001, acabó con la vida de Albert. Fue entonces cuando vino  mi memoria su magnífico libro "Liderazgo afectivo. All you need is love" y que había leído unos años atrás. Hace algunas fechas, se produjo en mi hospital un serio conflicto entre profesionales. La actitud positiva y conciliadora de las partes hizo que el componente afectivo y emocional consiguieran desencallar una situación de difícil solución si nos hubiéramos atenido a criterios estrictamente técnicos. Este hecho hizo que ,definitivamente, desempolvara el libro de marras y lo releyera con fruición. Os dejo algunos de los "tips" que, en mi caso, representaron un antes y un después en la forma de entender las relaciones profesionales. Ah, y aunque quizás un poco tarde, sirva este post como homenaje a Albert.
  1. La empresa es una organización social: emocional y racional
  2. Tal y como tú estimas, serás estimado
  3. Saber gestionar expectativas y generar confianza son las competencias esenciales de un líder afectivo
  4. La confianza mutua y en uno mismo es la base del liderazgo afectivo
  5. Es un error pensar que los seres humanos sólo hacen su trabajo bien si están motivados por el dinero
  6. El liderazo afectivo se basa en el manejo inteligente y consciente de las emociones
  7. El malestar emocional se contagia
  8. Predicar con el ejemplo y transformar los dichos en hechos son los valores esenciales del liderazgo afectivo
  9. La integridad del líder identifica los valores étcos de la organización
  10. El riesgo de los líderes carismáticos es que acaban enamorados de sí mismos
  11. La honestidad se cobra en confianza
  12. La confianza es una inversión segura a largo plazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario