martes, 29 de enero de 2013

Primum non nocere

Esta semana, en nuestro hospital, hemos iniciado las sesiones formativas relativas a la seguridad del paciente. Proyectos concretos a parte, el aspecto más importante es, a mi parecer, la sensibilización del personal sanitario. Crear la consciencia en nuestros profesionales de que los seres humanos somos falibles y nos equivocamos, debe ser el objetivo principal de cualquier proyecto de seguridad que se tercie.
A raíz de todo ello, aprovechamos para desempolvar un artículo que publicamos hace algunos meses en el blog de la Fundació Hospital de Nens referente a la seguridad del paciente y a los programas concretos que estamos desarrollando en nuestra entidad...


Quien no ha leído en prensa alguna vez un titular de este tipo: "A un paciente le amputan la pierna sana"  o " Fallece en la sala de espera de urgencias antes de ser atendida" Y uno se pregunta: ¿Cómo es posible que todavía sucedan cosas de este estilo? ¿Podía haberse evitado?
En la vorágine del día a día, los profesionales sanitarios olvidamos a veces una premisa fundamental y categórica: los seres humanos somos falibles y, por tanto, nos equivocamos. El problema es que, como "casi" nunca pasa nada, pensamos estar protegidos por un halo de inmunidad y que ,al final, los ángeles de la guarda protegen a pacientes y profesionales. Craso error.
Los errores médicos no son culpa de quien los comete (casos de negligencia aparte) sino de una concatenación de fallos en las barreras del sistema que puede culminar en un efecto adverso de mayor o menor envergadura.
En los centros sanitarios, cada vez se tiene más consciencia de la posibilidad de errores y, por tanto, se trabaja para minimizar el riesgo de que estos ocurran.
Para entender la evolución sufrida por la gestión de la seguridad,ha sido fundamental  el cambio de modelo experimentado en los últimos lustros. De un modelo centrado en la persona, culpabilizador y reactivo al error,se ha pasado a un modelo centrado en el sistema , proactivo y que busca minimizar los fallos latentes en las barreras del propio sistema.
El objetivo fundamental de los planes de seguridad para pacientes consiste en reforzar las barreras del sistema, del proceso asistencial. Los profesionales sanitarios deben recibir una formación básica y específica en función de su puesto de trabajo encaminada a consolidar la cultura de la seguridad en la entidad . Además, en el centro debe existir un sistema de notificación de errores, con un protocolo de actuación cuando el error se ha producido y la implementación de las acciones de mejora derivadas del análisis del evento adverso.
Una de las líneas estratégicas de nuestro hospital es precisamente la seguridad del paciente. La creación de una comisión de seguridad ha sido el primer paso para implantar la cultura de la seguridad en la organización. Una vez valorada la actividad de la institución y siguiendo las directrices marcadas por expertos y administración, la comisión ha acordado llevar a cabo los siguientes proyectos:
-Higiene de manos
-Prevención de los errores de medicación
-Identificación de pacientes
-Lista de comprobación quriúrgica
-Control del dolor
-Notificación de errores
Cada uno de estos proyectos  tiene asignados uno o varios profesionales encargados de llevar a cabo las acciones de mejora que permitirán a la organización reducir el riesgo de errores. El plan de seguridad,enmarcado en l'Aliança per la Seguretat del Pacient, está incluido en el plan de calidad de la institución regido por  el ciclo de la mejora continua.

A fecha de hoy, cada proyecto se encuentra en un estado de madurez distinto y, mientras ya se han obtenido resultados en identificación de pacientes y control del dolor, el programa de notificación de errores se encuentra todavía en fase de diseño

Si disponéis de algunos minutos, os aconsejo que visualicéis el vídeo que os adjunto en el siguiente enlace. Se trata de un vídeo editado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) a raíz de un caso ocurrido en el Reino Unido hace algunos años. En él, podemos observar como errores en las barreras del sistema dan lugar a un fatal desenlace. Estremecedor.
En este otro enlace encontraréis una visión más humorística de la seguridad del paciente

martes, 22 de enero de 2013

¿Vacunas? !Por supuesto¡

Hace algunas semanas publicamos una entrada referente a la relación pediatra-familia. En ella resaltábamos la importancia de que cada familia tuviera un pediatra de su "cuerda" y viceversa. De esta manera evitaríamos los malos entendidos generados por la disparidad de criterios, valores y creencias.
Sin ir más lejos, hace unos días, acudió a mi consulta una familia con un muchacho de unos 13-14 meses. Me comentaron que un buen colega mío les había recomendado que vinieran a verme para hacer el seguimiento del niño. Como en toda primera visita, realicé la entrevista clínica de rigor. Cuál fue mi sorpresa cuando, al preguntar por el estado vacunal de su hijo, me respondieron que el niño no estaba vacunado. Como casi siempre, los argumentos esgrimidos por los padres fueron los habituales: la relación de las vacunas con el autismo, la carga para el sistema inmunitario,... argumentos con poca, o ninguna, base científica.
Cuando coincido con familias que han decidido no vacunar a sus hijos siempre tengo la tentación de desentenderme y aconsejarles que busquen otro profesional que haga el seguimiento de sus hijos. Al final, por el bien del niño y la sociedad, reconsidero mi impulso inicial y procuro hacer pedagogía sobre los beneficios que las vacunas generan tanto de forma individual como grupal. Lógicamente, mis argumentos procuran ser lo más científicos posibles y suelen incluir la prescripción de algunas lecturas y enlaces de publicaciones contrastadas. También soy especialmente vehemente en desmontar algunas publicaciones como la del Dr.Wakefield y colaboradores a finales de la década de los 90 ,en la cual se  relacionaba la administración de la vacuna triple vírica con el autismo. Dicha publicación tuvo un gran impacto mediático y social con una importante disminución de la tasa vacunal hasta el punto que alguna de las enfermedades cubiertas por la vacuna triple vírica, y que llegó a estar prácticamente erradicada, como el sarampión, ha rebrotado causando incluso muertes en niños de corta edad. Años más tarde, la propia revista científica que publicó el citado artículo (la prestigiosa "The Lancet") , se retractó del mismo una vez descubierto el fraude científico en el que incurrió el autor.
Con mi discurso y argumentos, hay ocasiones en las que consigo convencer a ciertas familias que acaban rindiéndose a la evidencia y vacunan a sus hijos. Otras familias siguen manteniendo la firme convicción del efecto nocivo de las vacunas y por tanto las invito a que busquen un profesional que satisfaga sus necesidades.
Aquí podréis encontrar información sobre las vacunas tanto para profesionales como familias http://vacunasaep.org/

martes, 15 de enero de 2013

El usuario digital ¿nace o se hace?

Hace ya varias semanas, tuvo lugar en Lleida el primer Encuentro pediaTIC. Como muchos de vosotros sabéis, pediaTIC tenía como objetivo juntar crianza, salud y educación en torno a la infancia con las nuevas tecnologías como hilo conductor. Gracias a mi condición de pediatra enganchado al 2.0 y, sobretodo, a mi amistad con una de las ideólogas del encuentro, Amalia (en twitter @lamamapediatra) , tuve la suerte de participar como ponente en el encuentro. La proximidad a los autores del invento me permitió seguir muy de cerca todo lo que acontecía en torno a la organización. Una tarde, Jesús, otro de los gurús pediátricos de la red y autor del reputado blog "El médico de mi hijo" planteó la idoneidad de dar voz en el encuentro al auténtico protagonista del mismo,el niño/adolescente. Lo que al principio parecía una idea algo descabellada, fue tomando todo el sentido del mundo. Pero ¿de dónde sacaría la organización jovenzuelo/a capaz de explicar su experiencia con las nuevas tecnologías? Cuando la cuestión llegó a mis oídos, lo tuve claro: Aina, la mayor de nuestros hijos, cumplía con el perfil deseado. Trece años, excelente estudiante y persona, Aina maneja a las mil maravillas todos los gadgets tecnológicos y se mueve en el mundo de las redes sociales como pez en el agua hasta el punto de tene su propio blog, Carrer Junchal 66, 1er 3a. La presentación fue todo un éxito y Aina explicó con toda naturalidad de qué manera integra el mundo digital en su vida cotidiana, tanto personal como académica. Escuchándola, daba la sensación que, hoy en día, todos los adolescentes-y los que aún no lo son- dominan el universo de las TIC, pero, ¿es realmente así?
Hace unos días, gracias a un tuit tuve la ocasión de leer un artículo donde desmitificaban el término "nativo digital". Comentaban que, como todo en la vida, la adaptación digital es cuestión de actitud y dedicación y ,si bien no extraño es encontrar jóvenes analfabetos digitales, tampoco es nada raro encontrar auténticos veteranos que manejan las redes sociales como si una de sus peonzas de antaño se tratara. Así pues, si bien es cierto que nuestros hijos han nacido en la era digital,ello no les confiere ningún sello diferencial respecto a otros usuarios no coetáneos. Y vosotros ¿qué opináis?